Ciencia o transcendencia (4º ESO)

Portada

Este fue el gran reto que durante la primera evaluación les propuse a los alumnos de 4º de la ESO: adentrarnos en el diálogo que la fe y la ciencia mantienen.

¿Por qué me lo planteé? ¿Qué pretendía que entendieran?

Sobre el tema de la fe en la Creación, conocen lo que de niños se les ha contado, porque se han quedado ahí, en una fe de niños. Rechazan, por lo tanto, una imaginada ortodoxia en este sentido, sin haber escuchado de nadie quién es Dios Creador y qué es lo que el Misterio de la Creación significa para la fe del creyente. Así como su cultura y saberes han ido evolucionando y construyéndose en base a nuevos contenidos, debemos partir de la base de que su fe permanece intacta y estancada en el aprendizaje infantil a través de relatos e historias. No se han propiciado “actividades” que hayan posibilitado un camino de fe. 

Por lo tanto, no nos extrañe que la lectura que ellos hacen de la religión es negativa. La gran mayoría de chavales que tenemos en nuestras aulas confunden fe con moral e Iglesia, y se confiesan increyentes. Atacan la religión y arguyen que nada de lo que cuenta es creíble. Los relatos de la Biblia son como cuentos infantiles que nada aportan; no es un libro científico, ni histórico.

Así que a la hora de plantear la unidad, debía dejarles claros tres grandes ámbitos:

  1. ¿Qué haremos?
  • Descubrir la manera de entender el universo desde dos perspectivas: la científica y la cristiana.
  • Reconocer que la respuesta científica nos explica cómo se ha creado y que la cristiana responde al por qué.
  • Comparar la visión de ambas a través de sus características.
  • Analizar la relación y los caminos que han ido haciendo las dos posturas a lo largo de la historia.
  • Descubrir de qué forma se pueden conjugar.
  1. ¿Cómo lo haremos?
  • Analizando las propiedades fundamentales de cada una de las perspectivas.
  • Reflexionando sobre lo que ambas perspectivas nos aportan a la visión del mundo y de la persona.
  • Escribiendo en un portfolio las ideas, conocimientos… que este contenido me está aportando y mis conclusiones personales.
  1. ¿Por qué lo haremos?
  • Porque la fe en Dios creador es una propuesta profundamente humanizadora y constructora de una nueva realidad universal a la que todos estamos invitados.
  • Porque al igual que las ciencias nos ayudan en nuestro bienestar y calidad de vida, la fe cristiana nos ayuda a sentirnos parte indispensable y corresponsable en la tarea de conservación y construcción de este nuestro mundo.

˜   1ª SESIÓN:

Introduje la unidad con un texto de William Herchel. Pretendía despertar el interés por el contenido que vamos a tratar. Por lo tanto, no les anticipé nada. Suscité el diálogo, la pregunta…

“Hay dos formas de felicidad o satisfacción a las que están adaptados los mortales; experimentamos la primera cuando pensamos, y la segunda cuando sentimos. La primera es la más pura y simple. Permitid que un hombre sepa qué clase de ser es, lo grande que es el ser que le trajo a la existencia, lo absolutamente transitorio que es todo en el mundo material, y permitidle comprenderlo sin pasión, con tranquilo talante filosófico, y yo sostengo que entonces será feliz, todo lo feliz, en realidad, que le es posible”.

Con un cuadro simple proyectado: dos columnas (las dos formas de conseguir la felicidad o satisfacción que nos sugiere el autor). La primera columna es la del pensamiento (ciencia-inmanencia) y la segunda la de los sentimientos (fe-trascendencia), ellos fueron sacando, sugeridos por el autor, cuáles son las características del primer tipo, y cuáles las del segundo.

Página 2

Es interesante acompañarles a descubrir, o al menos a empezar a intuir que, ambas dos, la inteligencia y el discernimiento, no son más que dos formas de ayudar al ser humano a situarse en el mundo. La primera nos descubre cuál es su origen, el cuándo y el cómo, pero la segunda, la más profunda y personal, nos abre y trasciende porque nos proyecta al por qué de mi existencia, al saberme y conocer mi objetivo en la vida, a aprehender que todo lo que me rodea se me da de manera gratuita para mi felicidad.    

  2ª SESIÓN:    

A la humanidad le pasa lo mismo. Pasé a explicar muy brevemente:

Toda la historia del pensamiento comienza hace ya dos mil quinientos años cuando el ser humano comienza a planteare los grandes interrogantes sobre el mundo y sus orígenes. Podemos decir que para nosotros sería la infancia de la humanidad.

Las primeras explicaciones que el hombre da a la realidad serán de tipo religioso. Es el pensamiento mítico (1).

Podemos preguntarles si conocen algún mito. ¿De qué periodo estamos hablando? Podemos comentarles que el modelo básico mítico-histórico era el poema de Atrahasis (2).

Yo les puse el siguiente vídeo:

A lo largo de esta historia la curiosidad del ser humano le ha hecho investigar y formular hipótesis creando así diversos modelos y teorías (3). 

  • Modelo mesopotámico.
  • Modelo geocentrista.
  • Modelo heliocentrista.
  • Isaac Newton y la ley de la gravitación universal.
  • Teoría de la relatividad.
  • Modelo de la expansión del universo (Big Bang).

 Todos estos modelos han sido superados por nuevos descubrimientos, y muchos han perdido su vigencia o se han tenido que adaptar y modificar para adecuarse a los nuevos descubrimientos.


(1)Parte de lo que sigue está tomado de la siguiente página web, a la que podemos consultar si queremos ampliar.  http://www.monografias.com/trabajos16/escuelas-del-pensamiento/escuelas-del-pensamiento.shtml

(2)En esta página podemos buscar información de ello: http://es.wikipedia.org/wiki/Atrahasis

(3)Podemos encontrar información a través de esta página: http://www.astrocosmo.cl/h-foton/h-foton-02_01.htm

Hasta aquí fueron las dos sesiones iniciales que intentaron abrirles la curiosidad por descubrir e investigar cómo ha sido la evolución del pensamiento del ser humano sobre el tema del porqué del mundo y su creación.

Las siguientes sesiones, un total de 4, las dedicamos a preparar una breve presentación (10 minutos) de la teoría que les había correspondido a través de trabajo cooperativo, para exponer y presentarla a sus compañeros. La presentación, no solo se hacía de manera oral, debía de estar acompañada de imágenes (pantalla), carteles… en definitiva, de algún soporte que hiciera más clara y atractiva la explicación.

Para ello construimos un mapa mental, repartimos tareas, buscamos información, la contrastamos y completamos y realizamos una presentación.

La evaluación de este trabajo la harían ellos mismos mediante rúbrica.

RÚBRICA

Llega la hora de que sean ellos mismos los que saquen sus propias teorías. Para ello utilicé el vídeo de Carl Sagan “Ese pequeño punto azul pálido”. sobrecogedor el silencio que hubo en la clase.

El resultado: excelente. Muchos habían cambiado porque habían madurado su respuesta. Ahora solo cabe ver sus reflexiones en los portfolios que entregarán al finalizar la evaluación.

¿Puede haber diálogo entre la ciencia y la trascendencia? Muchos contestaban ahora que sí son compatibles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: